anécdotas


RECUERDOS DE INFANCIA

Por:Carolina

Fecha:12/01/2007

Gracias doy a mis abuelos, pioneros de este pueblo salido de un cuento, por transferirme ese amor por este maravilloso lugar. No es tan atractivo como Pinamar, ni tiene las comodidades de otros tantos balnearios de costa bonaerense. Lo que sí guarda este lugar son millones de historias maravillosas, recuerdos, infancias felices, grupos de amigos que luego por diferentes circunstancias de la vida nos hemos separado, lugares pintorescos, leyendas, el hotel en la Av. Principal, el cine con una sábana como pantalla y cuando uno estaba mirando alguna proyección de muy mala calidad (generalmente películas de terror) tenía que andar sorteando los murciélagos que se escondían en los agujeros de los techos, la depensa de Rosita, el gallego Sánchez que tenía de todo y a veces nos mataba con los precios, la despensa de Abelaia (ya desaparecido), la bicicletería, la capilla, las procesiones a La Eufemia, las expediciones al Médano Grande, leyendas sobre el arroyito, los primeros bailes, las bicicleteadas, meternos mar adentro en grupos de 20 personas con el salvavidas y el guardavidas, las tormentas, la paz, el soñar, mirar un cielo límpido lleno de estrellas, el rugir del mar en las sudestadas y ver cómo las olas rompen contra las piedras, el olor a sal, el tener las bicicletas oxidadas, el lechero que venía todos los días, el vendedor de pescado, las reuniones de imba a la noche. Tantos momentos inolvidables que nunca se borrarán de mi corazón. Amo ese lugar y mi esencia está allí. Algún día volveré.



Linea

Comentarios:

Publica tu comentario:

 
k37yp6 ¿Que significa esto?
 
 


Red de la Costa on Facebook